VIH

La primera vez que compraste condones

La primera vez que compraste condones

La juventud es tan jocosa, que recordamos los momentos más vergonzosos de la etapa de la pubertad, cuando nos tocaba conseguir un par de condones para cualquier ocasión, una práctica o simplemente, no embarazar a la novia, querida, amante o amiga con derecho.

Ya está bueno de palabras y recordemos en el siguiente video….


Ahh! Se me olvidaba una nota. Por favor si te ha parecido útil este artículo me ayudarías muchísimo clicando más abajo en los botones de “Google”, “Facebook” , “Twitter” y “Linkedin”. ¡Gracias!

Moraleja:

  • Los condones ayudan a reducir el riesgo de contraer VIH 

El VIH (Virus de Inmunodeficiencia Humana), responsable de la aparición del SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida)  se puede transmitir por vía sexual.
El látex es el material del cual está fabricado el condón, evita el intercambio de fluidos corporales (semen, fluidos vaginales  y sangre) que pueden transmitir el VIH en el momento de tener una relación sexual.

  • Los condones ayudan a  protegerse de otras Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS).

El uso constante y correcto de los condones masculinos de látex puede reducir (aunque no eliminar) el riesgo de transmisión de ETS. Para lograr el máximo efecto de protección, los condones deben usarse consistente y correctamente (durante toda la relación y en todas las relaciones). El uso inconsistente puede conducir a la adquisición de enfermedades de transmisión sexual ya que la transmisión puede ocurrir con una sola relación sexual con una pareja infectada. Del mismo modo, si los condones no se utilizan correctamente, el efecto protector puede disminuir.

  • Los condones  ayudan a prevenir embarazos no deseados

Cuando se usa correctamente el condón ha sido reconocido como un método efectivo en la prevención de embarazos no deseados, donde en los países en vía de desarrollo, requieren implementarlo cueste lo cueste, de manera que la población crezca proporcionalmente.

CONSEJOS IMPORTANTES

Asegúrese de que los condones estén cerca para cuando los necesite. Si no se tienen a la mano, puede sentirse tentado a tener relaciones sin condón. Utilice cada condón sólo una vez.

Guarde los condones en un lugar fresco y seco, lejos de la luz del sol y del calor.

  • No lleve condones en la billetera (cartera) durante largos períodos. Reemplácelos (bótelos) periódicamente. El uso y el desgaste pueden hacer que se formen pequeños orificios en el condón. No obstante, es preferible usar un condón que ha estado mucho tiempo en su billetera que no usar ninguno en absoluto.
  • No utilice condones que están frágiles, pegajosos o descoloridos. Estos son signos de que están envejecidos y los condones viejos tienen más probabilidades de romperse.
  • Si el empaque de un condón está dañado, no lo utilice, ya que también puede estar averiado.
  • No utilice lubricantes a base de petróleo como Vaseline. Estas sustancias rompen el látex, el material de algunos condones.

Si siente que un condón se rompe durante la relación sexual, suspenda inmediatamente y póngase uno nuevo. Si el semen entra en la vagina cuando el condón se rompe:

  • Introduzca una espuma o gelatina espermicida para ayudar a reducir el riesgo de embarazo o de contagio de una ETS (Enfermedades de Transmisión Sexual).
  • Póngase en contacto con el médico o el farmaceuta para preguntarle respecto al anticonceptivo de emergencia  (“píldora del día después”).
  • El condón se puede usar junto a otros anticonceptivos.

 

Ahh! Se me olvidaba una nota. Por favor si te ha parecido útil este artículo me ayudarías muchísimo clicando más abajo en los botones de “Google”, “Facebook” , “Twitter” y “Linkedin”. ¡Gracias!

Comparteme Please!

Comments on La primera vez que compraste condones